Alarga la vida util de tu aire acondicionado

Los aires acondicionados nos permiten soportar de forma excelente los calurosos días de verano, permitiéndonos alejarnos del hostil calor que se encuentra en el exterior, convirtiendo nuestros espacios en zonas más agradables y cómodas para las personas. Sin embargo, al adquirir un aire acondicionado o un aparato de climatización, tenemos que considerar su mantenimiento como una prioridad para que su funcionamiento sea el adecuado y para que su duración se prolongue.

Publicidad

Consejos para alargar la vida útil de nuestro aire acondicionado

Mientras más uso le demos a nuestro aire acondicionado, su condición va a empeorar con el paso del tiempo, por ello es necesario que apliquemos las técnicas que serán mostradas a continuación, las cuales permitirán que este valioso y beneficioso aparato pueda mantenerse la mayor cantidad de años en funcionamiento.

Revisa los filtros del aire

Es necesario que echemos un vistazo a esta parte importante del aire acondicionado, ya que es la que permite que su funcionamiento se mantenga adecuado y que la calidad de sus funciones no disminuya. Debemos asegurarnos de que los filtros del aire acondicionado sean revisados con regularidad y si es necesario, que sean cambiados.

Muchos pueden ser los factores que ocasionan el deterioro de los filtros del aire acondicionado, sin embargo, uno de los más frecuentes suele ser utilizar el aire demasiado tiempo (más de 8 horas seguidas).

El cuidado de la batería

Debido a la ubicación en la que se encuentra esta parte, es normal que suela adquirir una gran cantidad de sucio, sucio capaz de dañar el funcionamiento de la unidad y claro, disminuir la vida útil del equipo en general. Es necesario que le brindemos una limpieza adecuada de forma regular, esto lo podemos hacer mediante el uso de un cepillo con cerdas suaves, evitando así que le proporcionemos algún daño a la batería.

El gas del equipo

La cantidad de gas que el equipo utiliza debe de ser administrado con detalle, siendo necesario que se aplique una cantidad justa (no más y no menos) para su funcionamiento. Si colocamos en el equipo una cantidad de gas demasiado elevada, solo generaremos un problema, logrando que el aire acondicionado no enfríe como tiene que hacerlo; si es muy poca la cantidad de gas colocada, esto ocasionará el efecto contrario.

Además de extender los años de vida a nuestro equipo, el mantenimiento en la zona nos permite reducir la cantidad de energía que requiere el aparato para funcionar.

Regula la temperatura

Si lo que queremos es que funcione de forma correcta y tenga más años de vida útil, es necesario que se tenga precaución a la hora de regular la temperatura y colocar una temperatura razonable, la cual deberá ubicarse entre los 22 y los 24 grados centígrados; de esta forma no tendremos que preocuparnos por resfriados o gastos excesivos de energía.

Apagar si está en desuso

Si no estamos haciendo uso del aire acondicionado, lo mejor que podemos hacer es apagarlo y desenchufarlo. Esto nos permitirá ahorrar energía y evitaremos que el equipo haga un esfuerzo extra sin ninguna necesidad.